• Home
  • Dietari Final
  • Otoño en las montañas de Vidabona. Tres personajes viven bajo el efecto de la muerte de Xirinacs, místico y activista, que vaga por el lugar donde se dejó morir hace más de una década.  Núria, una campesina con vocación artística, atrapada por la crianza de los hijos y por un matrimonio erosionado, se encuentra en un momento de ruptura interna. Llega a sus manos Dietari final, un diario íntimo de Xirinacs que contiene la preparación durante años de su propia muerte en meditación en las montañas de Vidabona. La lectura la sumerge en el universo de Xirinacs y en su proceso de muerte.  Gerard, activista infatigable y discípulo de Xirinacs, después de esfuerzos titánicos para sacar adelante iniciativas colectivas frustradas, decide emprender un ayuno para encontrar respuestas y soltar el peso del legado de su maestro. Una decisión que pondrá a prueba la lealtad con su mentor, tensionando su compromiso colectivo con su vida personal como padre de una niña de 7 años.  Núria cuida de Gerard, que lleva su ayuno hasta el límite. La forma en que Gerard se acerca al umbral de la muerte la lleva a plantearse qué debería dejar morir dentro de ella para renacer. En ese momento, entabla amistad con Teresa, amiga íntima de Xirinacs, que aún no ha aceptado por qué el hombre vulnerable que conoció tras la figura pública eligió una muerte tan solitaria y rotunda. Desaprueba cómo Gerard ha integrado el legado de su maestro y cuestiona la decisión del ayuno. Sin embargo, la acción de Gerard la impulsará a ajustar cuentas con su amigo y amor platónico desaparecido, y a afrontar las cuestiones que no resolvió cuando él estaba vivo.  Mientras tanto, en una casa de barro equipada con tecnología avanzada, un personaje que encarna a una figura humana del futuro visualiza un mapa virtual de 4 dimensiones. Es el Globálium, modelo filosófico global ideado por Xirinacs, con el que el personaje disecciona la realidad de Vidabona y nos adentra en la experiencia de la muerte desde una perspectiva nueva.  Un paisaje habitado por un fantasma y tres personajes que viven bajo su presencia. Vidas que se empeñan en trascender la frase lapidaria que dejó Xirinacs: «Quien teme a la muerte vive como si ya estuviera muerto».