• Home
  • El nen contrabandista
  • Quimet nació en una masía del Cap de Creus. Dice orgulloso: «Yo pertenezco a la casta del Cap de Creus, quedamos pocos de ellos, somos una especie que se extingue. Éramos un clan, ¡valientes! Tan pronto éramos amigos como estábamos reñidos, pero por la noche trabajábamos todos a la una. Éramos contrabandistas». Quimet nos cuenta esto mientras trabaja enérgicamente, a pesar de sus ochenta años nunca ha dejado de trabajar. Nos sorprenderá el contraste de un hombre arisco, rudo y valiente, educado para ser contrabandista, con un personaje divertido y apasionado de la apicultura; veremos cómo ama y habla a sus abejas, una relación única, especial.