• En un pueblo remoto de Paraguay, Don Alejo, un padre de familia sufre una fuerte fiebre tropical y es internado en un hospital rural cuyo techo se está agrietando por las continuas lluvias. Después de varios días sufriendo visiones febriles y tras enfrentarse a la fragilidad de su vida, Don Alejo siente el llamado de Dios y regresa a su casa con una misión: recaudar fondos para reconstruir el techo del hospital. Acompañado de Sánchez, un campesino que acaba de salir de la cárcel, y un burrito llamado Mandiyú, salen a predicar por las calles del pueblo. Mientras, Don Alejo más se acerca a las problemáticas del pueblo, más se distancia de sus dos hijas, quienes desaparecen de su campo de visión y cuidado. FICCIÓN